Plaza

“Mi objetivo era la plaza y, no solamente la conseguí, sino que soy la número 1 de mi tribunal”

Hablamos con Miriam Mancheño Delgado, que no solo aprobó con plaza este año la oposición; sino que fue la primera de su tribunal. Miriam ha sacado plaza para el cuerpo de maestros, en la especialidad de Educación Musical, en Asturias. Y hoy nos explica su experiencia con nuestra academia de oposiciones y la formación online.

Hablemos sobre la formación online, ¿por qué elegiste este tipo de formación?, ¿qué expectativas tenías? 

Elegí la formación en línea, principalmente, por la comodidad que esta supone. Al trabajar como interina durante estos últimos años nunca tenía claro donde iba a terminar destinada, en qué cuerpo, o si trabajaría por las mañanas o por las tardes, así que el aula virtual es la opción que consideré más adecuada.

Cuando eliges este tipo de formación tienes que tener en cuenta varios factores: además de la calidad de la formación (equipo docente, recursos, materiales, etc.) es muy importante tu propia implicación. Quizás para algunas personas resulte más complicado la enseñanza en línea al no tener un contacto “físico” con la docencia.

Creo que algo fundamental es fijarse unos objetivos y seguir las directrices marcadas en las clases qué, en el fondo, no deja de ser lo mismo que haríamos en un aula física: quien no quiere trabajar no trabaja ni en lo uno ni en lo otro. Además, un plus sobre la formación en línea (que no tiene la presencial) es poder visualizar las clases tantas veces quiera, tanto en directo como grabadas después. Esto permite, entre otras cosas, un tipo de aprendizaje más reflexivo (y quizás intensivo) ya que, si no entiendes algo puedes re-visualizarlo y preguntar/debatir en el foro (o la siguiente clase) con el equipo docente y los demás compañeros y compañeras, lo que es altamente enriquecedor. Este año re-visualicé varias veces diferentes vídeos y fragmentos de vídeos, y consulté numerosas veces el foro, incluso cuando ya tenía más o menos cerrada mi programación: nunca sabes si puedes sacar algo nuevo de cada vez (y en mi caso, así fue).

En cuanto a las expectativas, conozco a Javier desde hace tiempo, por lo que sabía “donde me metía” y que mi idea inicial sobre cómo serían las clases solamente podría mejorar. Altas expectativas y objetivo conseguido.

¿Se han cumplido tus objetivos?

Al cien por cien. Mi objetivo era la plaza y, no solamente la conseguí, sino que soy la número 1 de mi tribunal. Esto no lo habría conseguido sin esa colaboración Dos Acordes – esfuerzo propio. 

Hablemos acerca de Dos Acordes:

¿Por qué escogiste nuestra academia?

Conocí a Javier allá en 2009 cuando todavía daba clases presenciales. Por aquella íbamos un grupo de Oviedo, formado por opositores/as de secundaria y conservatorio, cada 15 días a León (¡un domingo!) porque “de oídas” sabíamos que Javier era de lo mejor en música en el norte de España (las RRSS de aquella eran el boca a boca…).

Obviamente nuestros informadores estaban en lo cierto y Javier no nos defraudó. Aunque no llegué a presentarme por secundaria, tenía claro que si me presentaba a primaria sería Javier quien me preparara. Nueve años después volví a ponerme en contacto con él, por fin se oían campanas de oposiciones en Asturias (después de 8 años) y había que ir a por todas. 

Además, me informé sobre diferentes academias en mi comunidad. La mayoría de ellas no ofrecen música y, si lo hacen, no me transmitían la misma confianza que trasmite Dos Acordes.

¿Nos recomendarías a tus amigos?, ¿qué destacarías de nuestro tipo de formación?

No solamente os recomendaría, sino que ya lo hice. Además de lo que dije más arriba, me gustaría destacar el trato personal y “humano” con todo el equipo de Dos Acordes (no solamente docentes, sino también administración, y gestión y soporte). De nuevo, y repitiéndome, la calidad de la formación; los recursos y materiales (temas, apuntes, etc.); la flexibilidad, adaptabilidad y nivel de exigencia; el grado de profundización en el trabajo de las diferentes partes y aspectos que se evalúan en unas oposiciones (tema, instrumentación, lectura y ritmo, y lo que corresponda a cada CCAA); la retroalimentación docencia-alumnado; etc.

Háblanos de tu experiencia con tus preparadores

En primer lugar, solo tengo buenas palabras para Javier. Como ya comenté, me puse en contacto de nuevo con él el curso pasado (2017/18) y le planteé la preparación en dos años: el primero más enfocado a la programación propiamente dicha y el segundo al desarrollo de las unidades. Desde el principio la implicación y colaboración entre ambas partes fue fluida y, tal y como se ve en los resultados, fundamental para conseguir mi objetivo de conseguir una plaza. Siempre está atento a los posibles cambios en legislación (da igual la comunidad de las que seas), a introducir novedades en nuestra programación y, sobre todo, a no ser clones los unos de los otros buscando lo máximo posible una personalización de cada programación.

En segundo lugar, tengo que destacar la labor de Juan, con quien reforcé las clases de Javier y aprendí que componer/instrumentar para primaria no está reñido con “hacer música”. Recomiendo totalmente el módulo de instrumentación que te “obliga” a mantener en funcionamiento la imaginación y la creatividad (además de aportarte ideas para tus unidades, como fue en mi caso). Las correcciones y palabras de Juan son siempre de lo más acertadas.

Por último, no quiero olvidar la labor de Carlos, aunque fuera por poco tiempo (ya que en mi CCAA “eliminaron” esa prueba). Sin duda, al igual que con instrumentación, recomiendo a todas las personas interesadas el módulo de ritmo y lectura: por mucha música que sepas, no es hasta que te expones delante de más gente cuando realmente te das cuenta que los nervios pueden jugarte una mala pasada cuando cantas en público.

Publicado en aprobados y etiquetado , , .

Alba Gorgoso Villamarín