preparar oposiciones

Cómo preparar una oposición trabajando

¿Quieres preparar una oposición pero necesitas trabajar?

Cada vez son más las personas que quieres preparar una oposición buscando una estabilidad y unas condiciones laborales mejores. Sin embargo, no todo el mundo puede dedicarse única y exclusivamente a la preparación; sino que tienen que trabajar, o conciliar con una vida familiar con hijos.

Ahora bien, cabe decir que aunque estas circunstancias son más difíciles, no son imposibles ni mucho menos. Solo requerirá de ti un mayor esfuerzo y capacidad de sacrificio, pero si aprovechas el tiempo, te organizas bien y priorizas necesidades podrás conseguir tu plaza.

En nuestra academia de oposiciones vemos cada vez más personas que deben compaginar su preparación con otras tareas como trabajar (como por ejemplo los interinos), estudiar otras titulaciones, el cuidado de un hijo pequeño o algún familiar, etc.

Y, sin embargo, los resultados pueden ser muy buenos.  Es por ello que queremos dejaros algunos consejos que os ayudarán a preparar una oposición trabajando:

Motivación

Sueña y ponte metas

¿Por qué no vas a conseguir tú la plaza? Está claro que tienes menos tiempo que las personas que tienen dedicación exclusiva, pero eso no quiere decir que tú no puedas… Esto es lo que tienes que pensar una vez que tomes la decisión.

Recuérdatelo cada día

Y, no olvides recordártelo cada día… Cuando te entren ganas de mandar todo a freír espárragos, recuerda tus metas, y el hecho de decir “yo puedo.”

Tú tienes menos presión

Además, si lo que se trata es de encontrar el lado bueno de las cosas, debes pensar que tu presión es menor, primero porque ya tienes trabajo. Y segundo porque tu dedicación no es exclusiva y eso genera una mayor necesidad de ver resultados por el tiempo que se ha dedicado.

Organización

Organiza tus días

Llega el momento de organizar, los días tienen solo 24 horas, y las necesidades fisiológicas hay que respetarlas, comer, dormir, descansar… Es por ello que tendrás que ser realista y ver las horas que puedes dedicar al estudio, restando las del trabajo, y otras obligaciones y en base a esto crear un planning de trabajo.

Tendrás que ajustar tu vida a las nuevas necesidades y realidades, y conseguir una óptima gestión del tiempo y capacidad de organización.

Planifica los temas

La gestión del tiempo de la que hablamos en el punto anterior, conlleva una planificación minuciosa del estudio diario, semanal, mensual… Decide los temas que vas a preparar, y en base a ello, marca metas diarias para llegar a tiempo.

Consigue tiempo de calidad si quieres preparar una oposición

Ahora bien, no se trata de ponerte delante de los apuntes en cualquier momento, con ruido, descentrado, cansado, ya que es mejor menos tiempo y de calidad, que muchas horas sin estar concentrado.

Busca ratitos en los que haya silencio y te sientas bien, madruga, o quédate por la noche, come un poco más rápido y dedica la hora del café… Tendrás que conocerte y ver en qué momentos das todo de ti mismo.

Busca un buen preparador

Eso sí, te vendrá bien tener a alguien que te guíe y te asesore, que se adapte a tus necesidades y te ofrezca una atención personalizada. En Dos Acordes ofrecemos una preparación de oposiciones online, y dejamos las clases grabadas, ofreciendo el material para que sea cada estudiante el que reparta sus tiempos.

Descansa

Por último, no te olvides de ti, y descansa… Es necesario dormir mínimo entre 7-8 horas diarias, tener algún día de desconexión y dedicación al ocio, y sacar ratitos diarios para dejar la mente en blanco y no pensar en nada.

Métodos de estudio

Llegamos al último punto, el de los métodos de estudio, en este caso, cabe decir que si quieres preparar una oposición mientras trabajas, los trucos de memorización te ayudarán enormemente:

Graba los temas y escúchalos en los momentos que puedas

Graba los temas, léelos en voz alta, clara y de la manera más cercana a cómo será tu desarrollo, y escúchalos en el coche, mientras caminas, vas al trabajo, a buscar a los peques al cole, o haces las tareas del hogar, etc. De esta manera podrás repasar el temario mientras haces otras cosas.

Repasa antes de dormir

Antes de irte a la cama, o incluso una vez en ella, puedes releer y repasar lo que hayas estudiado durante ese día, de manera que tu cabeza trabaje mientras duermes y te ayude a memorizar mejor los contenidos.

No tendrás que quedarte hasta las mil, simplemente dedicarle 20 minutos para repasar y tener los contenidos más frescos.

Utiliza post it

Si no consigues memorizar alguna cosa, o algún tema se te resiste, podrás colocar post it en distintos puntos de tu casa, o en el coche, y así cuando los veas te volverán a la cabeza.

Técnica del pomodoro

Consiste en dividir la sesión de estudio en intervalos de esfuerzo intensivo y descansos. Una técnica de gestión del tiempo que optimizará tu productividad. Un método que además, puede adaptarse a las necesidades de cada uno.

Otras técnicas de estudio

Os dirigimos hacia un artículo de nuestro blog: Trucos mnemotécnicos para memorizar en el que podréis encontrar más técnicas que os ayudarán en el estudio.

Publicado en Oposiciones y etiquetado , , .

Alba Gorgoso Villamarín