Visual Thinking: cómo introducirlo en la preparación de oposiciones

¿Has oído hablar del visual thinking?

¿Sabes cómo introducir este nuevo modelo de aprendizaje en la preparación de oposiciones? En el artículo de hoy queremos profundizar en este concepto y mostrar algunos pequeños trucos.

Para ello, empezamos definiendo el visual thinking como una técnica visual que facilita la comprensión de los conceptos. Para ello, hace uso de esquemas y dibujos y aprovecha las posibilidades comunicativas que tiene la imagen. Consiguiendo un estudio más ameno y fácil de comprender.

Es, por lo tanto una metodología o técnica que convierte los pensamientos o ideas en imágenes, buscando captar en ellas la esencia del mensaje que queremos transmitir. A la vez que nos ayuda a organizar los pensamientos y a comunicar de manera eficaz. Se trata de cruzar la frontera desde la información lineal de la escritura a la visual; en la que los dibujos pueden tener una estructura lineal, circular, pro grupos, o incluso caótica.

Visual thinking y el aprendizaje

Esta técnica se convierte en una de las más potentes y que ofrece mayor capacidad de retención de la toda la información. Ya que con el dibujo trabajamos más las cualidades del hemisferio derecho (creatividad, sensaciones, sentimientos, habilidades espaciales y visuales), y conseguimos entender los patrones o las ideas que subyacen en el fondo de la materia.

El visual thinking ofrece además, múltiples ventajas para el aprendizaje, como por ejemplo el hecho de que al dibujar los conceptos, conseguimos interiorizarlos y consolidarlos mejor que al escribirlos. Además, fortalecer los conceptos en forma de imágenes es un mecanismo más natural que otros más artificiales como las tablas de conversión.

Por no mencionar el hecho de que las imágenes ofrecen una visión global de la situación. Y ayudan a representar mentalmente las situaciones más complejas, las jerarquías, etc.

¿Cómo introduzco esta técnica en mi preparación de oposiciones?

No podíamos terminar este artículo de otra manera: ofreciéndoos algunos consejos acerca de cómo hacer uso del visual thinking en vuestros estudios.

  1. Visualización: después de una lectura en profundidad trata de pensar en la información visual que has obtenido y utilízala como base.
  2. Tomar de notas: de manera visual para captar los conceptos y representar las ideas.
  3. Registro: de manera gráfica de los principales conceptos. Aquí podemos hablar también de la reflexión, en la que trataremos de recordad si ya hemos estado antes ante algún patrón similar. Y la creatividad o la imaginación para plasmarlo en una imagen.
  4. Creación de una muestra: en la que podrás compartu lo que has conseguido ver. En este punto es muy importante buscar resumir los conceptos.

Algunas herramientas:

Publicado en Oposiciones y etiquetado , , .

Alba Gorgoso Villamarín